8 tendencias del marketing digital que ayudan a sustituir al marketing tradicional

24 Jun 8 tendencias del marketing digital que ayudan a sustituir al marketing tradicional

La paulatina digitalización que ha experimentado la sociedad en las últimas décadas ha cambiado el peso que tenía la publicidad tradicional. Medios con la prensa escrita, la televisión o la radio se han visto condicionados por la irrupción del canal más poderoso de todos, Internet. Las viejas fórmulas para atraer la atención de las audiencias han empezado a quedar desplazadas, en favor de estrategias modernas y mucho más preparadas para aprovechar las ventajas que ha traído la Sociedad de la Información. 

En el caso particular de la publicidad, el sector poco a poco se ha adaptado a este nuevo contexto. Durante un tiempo, los formatos tradicionales continuaron siendo los protagonistas gracias a su evidente popularidad y su experiencia. Pero las propias audiencias han acabado dictando sentencia, paulatinamente se han ido desplazando de los canales más veteranos a los nuevos formatos que ofrece la ‘Red de Redes’.  

De hecho, según apunta el portal Statistael consumo medio de Internet en todo el mundo pasó de una media diaria en 2011 de 76 minutos a 170 en 2019, siendo este el primer año en el que superó al tiempo de dedicación a la televisión. Y es que este ha variado también, pero para caer ligeramente, al pasar de 178 minutos a 167 en ese mismo período de 8 años.  

El final del reinado de la publicidad tradicional

Así que ahora, con más de 4.600 millones de personas con conexión a Internet, es lógico que la publicidad tradicional ya haya empezado a claudicar y haya entregado su ‘corona’ a las técnicas modernas basadas en los formatos digitales. Algo que se produjo a lo largo de 2020 por el impacto que causó el Coronavirus en la sociedad. Por primera vez, los anuncios en medios antiguos generaron menos dinero que los publicados en medios digitales. 

Solo el tiempo dirá cómo siguen evolucionando una y otra, aunque a priori la publicidad digital no viene a acabar con la publicidad tradicional, sino a complementarla y a mejorarla. Probablemente la primera siga ganando peso paulatinamente mientras que la segunda lo pierde; e incluso quizá llegue el punto en el que una absorba a la otra, porque medios como la televisión, la radio o la prensa escrita ya son accesibles desde la ‘Red de Redes’. 

Así está cambiando el marketing digital las estrategias publicitarias 

Sea como fuere, lo que es evidente es que la publicidad también ha cambiado la forma de plantear sus estrategias. Las posibilidades han crecido de forma exponencial gracias a la tecnología y el nuevo marketing digital ha dejado obsoletas no pocas técnicas clásicas. Principalmente, porque como decíamos antes, los patrones de consumo de la sociedad han cambiado, e incluso también lo han hecho las propias personas en sus formas de pensar o comportarse. 

 En ActionsDATA queremos incidir en las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología al marketing, por lo que hemos reunido 8 tendencias actuales que se aprecian en el sector y que están rompiendo con los métodos más clásicos y tradicionales:  

  •  Multiformato y capacidad creativa: Internet se comporta como el gran medio de medios, porque aglutina fotos, vídeos, audio, texto, etc. Sus posibilidades creativas son enormes y no tienen limitaciones, como sucede por ejemplo en las cuñas radiofónicas, o en la publicidad impresa. Así que los resultados pueden ser mucho más llamativos e impactantes. 
  • Feedback e interactividad: El marketing tradicional se ha caracterizado siempre por ser unidireccional: alguien vende un producto o servicio a través de un mensaje y este llega a su público.  

Sin embargo, ahora el papel del interlocutor ha cambiado y ha pasado a ser un sujeto activo, porque gracias a los canales digitales puede reaccionar y opinar sobre el anuncio. E incluso puede interactuar con él para, por ejemplo, completar un lead o cerrar la compra en apenas unos segundos.  

  • Brevedad: En publicidad la concisión es una virtud. El tiempo cuesta dinero y cuanto más rápido sea el mensaje, mejor que mejor. De  hecho, esto siempre ha sido así, pero con la irrupción de Internet se ha convertido en una necesidad casi dramáticaSegún un estudio de Microsoft Corporationla atención media del ser humano apenas dura 8 segundos hoy en día; lo que significa que hay que poner toda la ‘carne en el asador’ a la hora de crear los anuncios. Y el marketing digital ayuda a ello, precisamente por sus enormes posibilidades creativas que antes mencionábamos. 
  • Personalización y segmentación: La publicidad tradicional da cierto margen para dirigir los mensajes a un público determinado. Con ella, es posible emitir un anuncio de televisión a una hora concreta o tras un programa temático. 

Pero la publicidad de Internet va mucho más allá, pues posibilita una personalización casi máxima y ayuda a segmentar los mercadosLa información que se tiene del usuario es grande y es factible conocer sus gustos o comportamientos, para enviarle la publicidad que le resulte más interesante. Lo que se traduce en una enorme efectividad. 

  •  Ubicuidad y cobertura publicitaria: Para ver un spot televisivo hay que estar delante de una televisión, mientras que para escuchar una cuña de radio hay que tener encendido este aparato. Sin embargo, la publicidad digital está ya en cualquier rincón gracias a la conexión de los terminales móviles. En 2020 en torno a 9 de cada 10 internautas se conectaron a la red a través de sus ‘smartphones’, por lo que la nueva publicidad ya no se circunscribe a momentos y lugares concretos. 
  • Medición de resultados y adaptabilidad: El marketing digital produce resultados medibles. Sus efectos se pueden cuantificar de forma sencilla, porque hay herramientas que se encargan de hacer este trabajo. Con lo cual, el control sobre las campañas crece y se permite la toma de decisiones en tiempo real. Esto permite mejorar los resultados o encauzar adecuadamente los objetivos. 
  • Ajuste del gasto y control del ROI: La marketing offline es caro e implica riesgos. Supone hacer una apuesta por una idea concreta y sus resultados tardan en llegar por lo que acabamos de comentar. Así que también sale perdiendo con claridad en su comparación con el marketing digital, porque en su caso, la inversión siempre está mucho más controlada y su retorno (ROI) se puede calcular con facilidad. Lo que significa que la empresa tiene en todo momento las riendas de su campaña.  
  • Aportación de valor y cercanía con el cliente: Las publicidad tradicional es también muy fría. La unidireccionalidad que señalábamos antes crea una pequeña barrera invisible, porque no sitúa al emisor y al público al mismo nivel. De forma que, es de agradecer que la mercadotecnia digital dé más protagonismo al cliente y le ponga en el centro de la experiencia 

Ahora lo prioritario no solo es transmitirle un mensaje, sino que también se busca aportarle algo de valor y de interés. Todo para generarle un sentimiento de pertenencia e incluso fomentar la creación de una comunidad con gustos e intereses similares  

Como puedes apreciar, las múltiples ventajas que ofrece el marketing digital están causando un gran impacto en la publicidad. Las técnicas y estrategias que se usan en los medios tradicionales se están quedando obsoletas; por lo que el sector se está adaptando a los nuevos retos y requisitos que plantea la nueva Sociedad de la Información 

Y esto es una gran noticia, porque salen ganando todos los actores del proceso: las empresas, porque dejan de tener limitaciones creativas y pueden controlar mucho mejor sus campañas; y los propios usuarios, porque pueden tener un papel activo y reciben comunicaciones más acordes con sus gustos e intereses.  

Te recomendamos: 

No hay comentarios

Escribe tu comentario