Acumulación de datos: ¿cómo se almacenarán en el futuro?

02 Ene Acumulación de datos: ¿cómo se almacenarán en el futuro?

La acumulación de datos es cada vez mayor: se estima que 4500 millones de personas introducen diariamente datos en la red a través de su correo electrónico, redes sociales, videojuegos o aplicaciones.  

Esta acumulación de datos sin precedentes supone un reto para el almacenamiento de datos, que cambiará de manera drástica en los próximos años. 

ActionsDATA somos un centro de datos especializado en almacenamiento y gestión de datos, y hoy analizamos en nuestro blog cuál será el futuro en la acumulación de datos. 

Almacenamiento en el ADN

Almacenar un libro en el ADN de una persona suena a ciencia ficción, sin duda, pero esto es algo que ya ha ocurrido. En 2012, investigadores de la Universidad de Harvard codificaron con éxito el ADN humano con información digital. Eligieron escribir un libro de 53.400 palabras en HTML, 11 imágenes JPEG y un programa de JavaScript para el ADN. 

Y es que el ADN como tecnología de almacenamiento no tiene parangón, ya que permitirá alojar en solo un gramo 215 petabytes, o 215 millones de gigabytes, de datos. Además, se trata del formato de almacenamiento que permite una mayor longevidad de la información, de miles de años.  

Pero el almacenamiento de ADN se enfrenta a un importante reto actualmente. Escribir y leer desde el ADN es un proceso largo y laborioso y hace que esta tecnología de almacenamiento de datos sea muy costosa. Codificar menos de 100 kilobytes puede costar hasta 1500 dólares. 

La multinube

La empresa informática IBM está trabajando en lo que llama “la nube de nubes”. Se trata de un servicio que permite mover datos entre múltiples plataformas en la nube en tiempo real.  

Este sistema de almacenamiento de distribución multinube combina varios modelos de la nube -pública, privada, dedicada y administrada-, para garantizar así que no se produzcan interrupciones del servicio. 

Datastickies

Los datastickies son unas tiras adhesivas, muy similares a las de Post-it –para marcar libros-, en los que se podrán almacenar hasta 64 GB de información, con una tecnología similar a la de las unidades de almacenamiento flash. 

Y es que estas tiras autoadhesivas están formadas de grafeno, un material que está llamado a transformar la tecnología que utilizamos actualmente.  

Los distintos dispositivos –ordenadores, televisión, móvil, consolas, tablets– tendrán que tener una superficie óptica de transferencia de datos (ODTS), sobre la que se pegarán estas tiras para transferir la información. 

Los datastickies serán un formato de almacenamiento que apenas ocupará espacio y que ahorrará a los usuarios tener que buscar enchufes y puertos compatibles con las unidades de almacenamiento. 

Discos duros con helio

A diferencia de los discos duros actuales, los de helio son herméticos, lo que permite almacenar más cantidad de información.  

Además, y esto es clave para su eficiencia, requieren menos energía para funcionar. El helio tiene una séptima parte de la densidad del aire, por lo que reduce drásticamente la fricción entre los discos giratorios del dispositivo. Como resultado, reduce la energía eléctrica que consume el disco duro y permite que se empaqueten más discos, lo que aumenta la capacidad de almacenamiento. 

Esta reducción de la energía necesaria para funcionar, también provoca que estos discos duros trabajen a temperaturas más bajas, reduciéndose así el riesgo de sobrecalentamiento y destrucción del formato. 

Cintas de casete, el pasado permanece

Aunque las cintas de casete suenen más a algo del siglo pasado, la realidad es que siguen siendo un recurso muy utilizado para realizar backups de información relevante.  

Y no lo hacen empresas pequeñas, que no tienen recursos para invertir en formatos más innovadores, lo hacen también los gigantes como Google. En 2011, Gmail sufrió un fallo en el sistema que provocó la pérdida de miles de cuentas de sus usuarios. Para recuperarla, sus ingenieros utilizaron la información contenida en sus copias de seguridad en cintas. En 30 horas habían resuelto el problema. 

Así que empresas como Sony siguen apostando por este formato. La compañía ha desarrollado recientemente una nueva cinta de casete magnético que puede contener 148 GB por 2.54cm2 de cinta, gracias al uso de una tecnología conocida como deposición por pulverización catódica. 

En suma, la tecnología de almacenamiento de datos que se está desarrollando actualmente garantizará que estos se puedan guardar y gestionar de manera segura y eficiente, aunque la acumulación de datos mantenga el ritmo acelerado al que está evolucionando actualmente.  

Te recomendamos:

Del Big Data al Deep Data

La automatización en la ciencia de datos

Tags:
,
No hay comentarios

Escribe tu comentario