Cinco claves para elegir el mejor CRM para tu empresa

23 Abr Cinco claves para elegir el mejor CRM para tu empresa

Ya sea porque tu negocio es una PYME con muchos años de experiencia o una startup que acaba de empezar su andadura, el momento en el que necesites ayuda para controlar todo el flujo informativo de tus clientes y sus oportunidades de venta va a tener que llegar sí o sí. El sistema CRM (Customer Relationship Management) puede ser un gran aliado o herramienta a implementar alcanzado este punto en tu negocio.

Tal y como hemos mencionado con anterioridad, un CRM es un sistema de corte interno o externo (generalmente en la nube) con el que puedes registrar todas las acciones que realices para tus clientes actuales y próximos, teniendo acceso a él toda tu organización.

A continuación analizamos algunos aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de escoger un CRM para una empresa. Estos tendrán que ser analizados y puestos en consonancia con los objetivos y las características principales de tu organización. Además, es determinante que tu equipo y las distintas secciones de tu empresa hagan un uso correcto y responsable del CRM. Advertimos que el motivo más importante por el que se abandona el empleo de esta herramienta es porque existe una escasez de implantación y manejo por parte de los trabajadores.

En ActionsDATA uno de nuestros principales servicios es el CRM Data OBSERVER, totalmente personalizable al modelo de negocio y procesos de nuestros clientes, e integración llave en mano con sus sistemas. Por ello queremos darte las claves de cara a elegir la mejor herramienta relacionada con este sistema.

Definición clara y concisa de los objetivos para elegir el mejor CRM

Un CRM dispone de incontables servicios, algunos de los cuales no serán relevantes para tu negocio. Por lo tanto, lo primero de todo es establecer las prioridades de tu empresa. Es necesario conocer los propósitos de todos los departamentos que usarán tal herramienta y tener la certeza de poder cumplir con dichas metas. Es bastante probable que no todos los empleados vayan a utilizar el CRM, pero es imprescindible saber que en el futuro podrían añadirse más trabajadores a su uso, así que este sistema debería admitir más pronto que tarde a otros equipos.

Una vez definidos los objetivoshay que analizar en profundidad las distintas funcionalidades de un CRM, poniéndolas de acuerdo con las metas propuestas, así tendrás más facilidades cuando elijas la herramienta que se acomode a la perfección a tus necesidades. 

Calendario de puesta en marcha y precio 

Es más que obvio, pero aún así viene bien recordarlo: Es necesario preparar una partida en el presupuesto de tu empresa que será destinada a financiar el CRM, así como su puesta en funcionamiento, la formación para los empleados y el mantenimiento de la herramienta. Aparte, tenemos que considerar cuándo queremos tener listo dicho CRM.

Las integraciones con otro tipo de herramientas 

Algunas herramientas de tu empresa se pueden integrar con el CRM, pero para ello es necesario analizar las compatibilidades de dicho CRM con los sistemas elegidos o con los que se consideren a utilizar para hacer los trabajos y unir de este modo todo en un mismo conjunto. También resultará práctico que el CRM se use cómodamente desde los dispositivos móviles, como smartphones o tablets.

Automatización y sistema de alertas 

Los principales usuarios de un sistema CRM en tu empresa serán los comerciales y encargados de ventas, los cuáles no quieren perder el tiempo metiendo datos en esta herramienta, aparte de mencionar que tú prefieres que se dediquen a la captación de nuevos clientes. Así pues, un CRM ha de ser intuitivo y capaz de automatizar tareas, aparte de avisar a los comerciales del momento en el que tienen que realizar el seguimiento de nuevas oportunidades de negocio.

El equipo es fundamental para elegir el mejor CRM

Esto es casi lo principal cuando tratamos de escoger un CRM para nuestra organización. La mayoría de las empresas no terminan de conseguir la implementación de esta útil herramienta debido a que sus trabajadores no lo utilizan correctamente. Es fundamental hacer partícipe al grueso del equipo desde un primer momento en la toma de decisiones: Hay que escuchar sus demandas, probar antes una demostración gratuita y, como no podía ser de otra manera, asegurarnos de que reciben una correcta formación, la cual es imprescindible para sacar todo el partido a la inversión acometida.

 

Te recomendamos:

La transformación tecnológica de la empresa

Singularidad tecnológica: ¿tomarán los robots el poder?

No hay comentarios

Escribe tu comentario