¿Cómo moverse rápido en el mundo cloud?

23 Jul ¿Cómo moverse rápido en el mundo cloud?

En los últimos años, los servicios cloud han pasado de ser una opción a tener en cuenta por parte de las empresas para desarrollar sus procesos de digitalización, a convertirse en una necesidad y una solución. El auge reciente que está experimentando el Internet de las Cosas (IoT) está incrementando anualmente, de forma muy considerable, el tráfico de datos y empieza a someter a las infraestructuras a un gran estrés; de forma que los Centros de Datos tradicionales precisan del apoyo de la nube, para poder flexibilizar sus operaciones y adaptar los negocios al nuevo contexto digital. 

Por lo tanto, la tendencia es moverse y  operar en un entorno híbrido o totalmente cloud que combine las mejores opciones para llevar a cabo servicios, prácticas de almacenaje y computación. Pero para las empresas IT no siempre es fácil adaptarse a este nuevo contexto, porque el cambio supone invertir en nuevas tecnologías, herramientas, sistemas de seguridad, protocolos de cumplimiento normativo o en estrategias de mantenimiento. De ahí que muchas veces su estrategia requiera de un cambio más profundo, para convertir su esencia IT en un servicio.

En ActionsDATA consideramos que una de las claves del éxito en nuestro negocio es estar al día en las últimas tendencias de nuestro mercado. Por eso, a continuación, analizamos cuáles son las novedades en el entorno cloud.

ITaaS como solución de agilización

Poco a poco, las empresas de telecomunicaciones entienden que la mejor opción para los tiempos que corren es enfocar las tecnologías de la comunicación hacia el servicio. Es decir, seguir el modelo ITaaS (IT as a service) basado en la computación en la nube. Este ofrece los servicios relacionados con las Tecnologías de la Información en entornos híbridos y escalables, y lo hace con un enfoque completo que incluye la mencionada computación, el almacenaje y también los negocios.  

Así, se están creando departamentos IT internos para proveer de estos servicios a la empresa o incluso para ofrecerlos a terceros, generalmente pequeñas o medianas sociedades. Y es que estos aportan enormes ventajas, ya que:  

  • otorgan soluciones integrales, 
  • mejoran la eficiencia y el empleo de recursos,  
  • dan facilidades en aspectos claves como la gestión o el mantenimiento,  
  • reducen los costes, y  
  • permiten realizar seguimientos y actualizaciones constantes de los sistemas que se utilizan durante los procesos 

Además, su implementación supone un enorme salto para agilizar los procesos que se desarrollan en el entorno cloudLa hibridación supone mezclar el acceso a los recursos con sistemas onsite y en la nubede forma que la adopción del modelo ITaaS permite obtener las soluciones de forma autónoma o acceder a servicios a la carta, así como llevar a cabo gestiones y procesos a una gran velocidad, gracias a su carácter amoldable y escalable.  

Y no solo esto, porque incluso es cada vez más frecuente ir aún más allá y apostar por soluciones multicloud; en las que las infraestructuras propias ceden gran parte de su protagonismo a servidores externos en la nube (públicos y privados) y a Centros de Datos especializados que garantizan un óptimo servicio.  

Rendimiento y seguridad, la principal inquietud de las empresas

Hasta ahora hemos visto como el IoT está cambiando el panorama y requiere de una infraestructura de la que muchas de empresas no disponen inicialmente. El volumen de datos que se genera es ingente y no deja de crecer, por lo que el cambio de enfoque hacia una visión ITaaS y hacia un modelo híbrido o multicloud, es la solución idónea para estar a la altura de los nuevos retos que se están planteando. 

Ante esta situación, el salto es necesario, pero eso no impide que se generen ciertas dudas. No son pocas las empresas que se cuestionan sobre la viabilidad de ceder sus datos a la nube pública, cuya gestión puede estar en manos de terceros. Aspectos como la seguridad y el cumplimiento normativo siempre están entre las principales preocupaciones de los clientes de estos servicios; al igual que sucede con la latencia y la accesibilidad a toda esa información que se almacena en servidores cloud de carácter público. 

Sin embargo, la propia especialización de los departamentos o empresas que aportan estos servicios es ya de por sí una garantía para su seguridad y las buenas prácticas a la hora de gestionar los datos. La propia idea de escalabilidad de esta tecnología permite que la inversión de varios clientes se destine a la implantación de medidas de seguridad que, en muchos casos, son tan fiables o incluso más que las que aportan los Centros de Datos tradicionales. Principalmente porque de ello depende su éxito como vía de negocio.  

Apostar por varios proveedores garantiza el acceso más rápido a los datos

Por otro lado, en lo que respecta a la velocidad, la aplicación de una estrategia multicloud es la mejor opción para moverse rápido en la nube, ya que:  

  • Es escalable y asigna los recursos necesarios según la demanda de cada momento. Las operaciones se realizan en tiempo real y es el propio servicio el que se adapta y aporta flexibilidad. 
  • Es múltiple y depende de varios proveedores, por lo que cuenta con varios servidores en la nube que se gestionan desde un único entorno. Así, si uno falla o se cae, habrá más que podrán respaldar el trabajo y responder a la solicitud de datos. 
  • Permite realizar una o varias copias de seguridad, de manera que si se borra o pierde la información se puede recuperar de casi instantánea, con el consiguiente ahorro de tiempo y de dinero que eso supone. 

En resumen, adoptar un modelo híbrido o multicloud es un proceso complejo, pero necesario para las empresas. La duda inicial es si apostar por una combinación de la nube privada y la pública o por un enfoque totalmente externo. Y aunque la opción mixta pueda resultar más asequible, más económica y aparentemente más segura, lo cierto es que el modelo de plena externalización es el que ofrece mayor velocidad, escalabilidad y flexibilidad. De ahí que el 40 % del gasto mundial en IT ya tenga relación con la nube y que para 2024 el 90 % de las empresas vayan a utilizar algún tipo de tecnología multicloud o híbrida 

Te recomendamos:

¿Es el 5G la nueva imprenta de Gutenberg?

Así transformará la inteligencia artificial las ciudades del futuro

Tags:
,
No hay comentarios

Escribe tu comentario