Connected care: Qué es y cómo cambiará el mercado

21 Feb Connected care: Qué es y cómo cambiará el mercado

El connected care es la comunicación en tiempo real entre paciente y médico a través de medios tecnológicos. Este sistema permite aumentar la eficiencia de la atención médica y garantiza un mejor y más seguro acceso a los datos del paciente.

Los principales servicios que se ofrecen actualmente gracias a esta tecnología son la monitorización en tiempo real del paciente, la atención a distancia (“telehealth”) y el intercambio más eficiente y seguro de datos médicos.

El modelo de connected care pretende ser una forma de aumentar la gama de servicios que se ofrecen al paciente para garantizar una atención más humana y personalizada a través de la tecnología.

“Check-ins” virtuales, consultas interprofesionales y fotos y vídeos para los diagnósticos

Aunque en España la implantación del connected care es lenta, en Estados Unidos, ya está instaurado y cuenta con dos principales programas de asistencia médica: Medicare y Medicaid, que están impulsando varios servicios para sus beneficiarios basados en la atención médica remota. El primero enfocado a personas mayores de 65 años o discapacitadas; y el segundo centrado en aquellas con ingresos y recursos limitados,

El pasado mes de noviembre, la organización CMS (Centers for Medicare and Medicaid Services) publicó su calendario para 2019, en el que especifica las cifras de reembolso para los profesionales de estos dos programas. En él se incluían nuevos servicios especializados en connected care, consolidando así una tendencia que va en aumento.

Este calendario proporciona claves para entender cómo el modelo de connected care puede cambiar tanto el mundo sanitario, como el mercado farmacéutico y de la medicina. Se incluyen en él:

Consultas virtuales, que son unas charlas de 5 a 10 minutos sobre una dolencia particular (nunca como parte de un tratamiento más largo).

Contactos interprofesionales, que se conciben como una herramienta para el médico, si este necesita consultar con un profesional más especializado sobre un paciente.

El “store and forward”, un modo de conexión entre el paciente y el médico en el que el primero enviaría una foto o un vídeo de corta duración a su especialista. Se prevé que sea especialmente útil en disciplinas como la dermatología.

Este conjunto de recursos se denomina “telehealth”, y es una de las áreas por las que más se está apostando en el ámbito del connected care.

Otras herramientas más tradicionales, como la monitorización a distancia del paciente o los dispositivos portátiles con botón de alarma están ya implantados tanto en Estados Unidos como en Europa en mayor o menor medida.

Estonia y Finlandia, pioneras en connected care en Europa

El mercado estadounidense parece más receptivo a este tipo de programas, pero Europa comienza a abrirse cada vez más a esta tendencia. La “E-Prescription”, una receta con las que los ciudadanos de un país podrán recoger sus medicamentos en las farmacias de otros países, ya está operativa entre Finlandia y Estonia desde el 21 de enero, según anunció la Comisión Europea.

Los finlandeses pueden recoger así sus recetas en farmacias estonias, ya que estas llegan directamente a la farmacia a través de un sistema llamado eHealth Service Digital Infraestructure. Es el primer paso para una mayor conectividad en sanidad a nivel europeo.

El modelo de connected care, previsiblemente, revolucionará la atención médica y, promete ser una gran herramienta de futuro para Europa, que se enfrenta al envejecimiento de la población y al consecuente aumento de enfermedades crónicas.

Te recomendamos:

Las claves de un centro de datos sostenible

Las tendencias más innovadoras en tecnología

 

 

No hay comentarios

Escribe tu comentario