Consejos para mejorar la velocidad de tu wifi

22 Oct Consejos para mejorar la velocidad de tu wifi

La pandemia provocada por el coronavirus ha tenido como consecuencia el aumento del tráfico en Internet a nivel mundial. En España, concretamente, en marzo de 2020, el tráfico se disparó un 120% y, aunque en los meses posteriores ha tenido una ligera caída, no ha vuelto a los índices de enero.  

Y, en general, la respuesta de las infraestructuras nacionales ha sido adecuada y se ha podido soportar este tráfico, sin incidentes reseñables, pero una de las consecuencias de este tráfico masivo que notamos en casa es que a veces la velocidad de Internet se reduce.  

Por eso, hoy en nuestro blog, analizamos cómo se puede mejorar la velocidad de tu wifi.  

Consejos para mejorar la velocidad de tu wifi

Antes de comenzar, el primer paso sería saber si la velocidad de tu rúter no es óptima. Para ello, puedes realizar un test de velocidad en webs como Speed.net.  

Si, efectivamente, la velocidad es baja, puedes seguir las siguientes pautas para aumentar la velocidad de tu wifi. 

Elige un lugar adecuado para el rúter

El rúter debe enviar la señal a todo tu hogar, para que alcance a todos los dispositivos que tengas, en cualquier sitio. Y, para que la señal sea la adecuada en cualquier lugar, es conveniente escoger un punto céntrico de la vivienda, en el que la señal no quede bloqueada por muros de carga u otros demasiado gruesos, que bloqueen la señal. 

Además, aleja a tu rúter de materiales que pueden distorsionar la señal, como objetos metálicos o electrodomésticos que emiten ondas electromagnéticas. 

Quizá debas probar con otro rúter

El rúter que elijas debe tener la capacidad para adaptarse al plan de internet que tengas contratado. Normalmente, las compañías de internet incluyen en sus planes un rúter adaptado al plan que has contratado, pero si no es tu caso, deberás analizar si el que tienes es compatible o tiene menos capacidad y por eso no estás aprovechando toda la velocidad que te ofrece tu plan. 

Detecta si hay algún virus

En ocasiones, el problema no está en la velocidad de la red, sino en virus que se instalan en el ordenador y absorben recursos del mismo, provocando que se trabaje a una velocidad muy lenta. En este caso, la solución es un escaneado para detectar cualquier virus y una limpieza del ordenador. Además, sería conveniente instalar un antivirus para que no se repita esta situación. 

No obstante, los antivirus y firewalls también pueden ser causantes de la ralentización de internet, así que debes tener cuidado con qué softwares instalas. 

Revisa los filtros

Si tienes internet conectado a una línea telefónica, que también tiene un teléfono, debes asegurarte de tener filtros de buena calidad instalados en la línea. Estos son pequeños enchufes que se conectan a la línea telefónica y ayudan a filtrar las interferencias. 

Si son viejos o de baja calidad, es probable que estén ralentizando la velocidad de la red. 

Actualiza todos los softwares

En ocasiones, la reducción en la velocidad no se debe a la capacidad de la red, sino a que tienes softwares de versiones no actualizadas. Y es que es recomendable actualizar siempre incluso el software del rúter. 

Wifi no siempre es la mejor solución

Aunque usar wifi es la opción más cómoda para no tener cables atravesados en medio de la casa y poder movernos con libertad con nuestros dispositivos, las condiciones de muchas viviendas provocan que haya obstrucciones a la señal, y entonces es mejor optar por usar cables.  

Red Wi-Fi Mesh o mallada

Es una red en la que hay un rúter o estación base y varios puntos de acceso, también conocidos como satélites o nodos. Es distinta de una red con repetidores, porque en esta los repetidores solo pueden conectarse con el rúter. En cambio, en la red mallada los nodos también pueden conectarse entre sí, ampliando y mejorando la calidad de la red.  

Cambia la configuración de tu rúter

Para la mayoría de los usuarios, lo más común es que los instaladores que vienen a poner internet en nuestras viviendas dejen configurado el rúter para las condiciones de uso en ese momento. Pero esta puede variar posteriormente, ya que se añaden dispositivos o se cambian los que se usaban. Así que puede ser necesario reconfigurar el rúter.  

Estas son algunas de las causas más comunes por las que la velocidad de la red suele ralentizarse y las cuales se pueden arreglar desde casa. Sin embargo, si esto no funciona, es recomendable llamar a un técnico para que nos asegure que nuestra red quede en óptimas condiciones.  

Te recomendamos:

El algoritmo de Google transforma el análisis de datos

¿Por qué se produjo la ruptura entre Huawei y Google?

No hay comentarios

Escribe tu comentario