Datos para un mundo mejor

Datos

16 May Datos para un mundo mejor

El big data, el internet de las cosas o el machine learning son áreas de la tecnología que sin duda están revolucionando la economía y la industria mundial, pero su uso en el sector de las ONGs, aunque puede ser de gran ayuda, es mucho más limitado. 

Las razones son varias. Quizá la más obvia es que la implantación y uso de este tipo de tecnologías suele tener un coste que muchas organizaciones no lucrativas no pueden permitirse, y, aunque cada vez son más accesibles, el de las ONGs es un sector especialmente sensible ante las dificultades económicas. 

Pero, existen otros obstáculos añadidos, y es que los datos relacionados con los problemas a los que se enfrentan este tipo de organizaciones son de carácter social, y provienen de entornos difíciles, por lo que suelen ser más desordenados, incompletos y de difícil acceso que los datos que se utilizan en otros sectores, como el financiero o el comercial.  

También son datos más dinámicos y complejos debido a la cantidad de actores involucrados en su generación y difusión. Se producen datos a nivel individual, desde pequeñas organizaciones y comercios locales, a través de las autoridades o con la ayuda de organismos internacionales. Todos estos participantes se pasan la información de una a otras complicando aún más el proceso. Además, mucha de esta información se gestiona con infraestructura poco fiable, que facilita que se pierda o se distorsione.  

En definitiva, se trata de un entorno complicado, en el que la implantación de estas tecnologías es particularmente compleja. Pero, aun así, hay varios ejemplos en los que desde pequeñas hasta grandes ONGs se están valiendo del big data y las tecnologías paralelas para realizar buenos diagnósticos y conseguir así mejorar las condiciones de vida de las personas a las que protegen. 

En ActionsDATA somos especialistas en el almacenamiento, análisis y gestión de datos y creemos que todos los actores involucrados debemos esforzarnos en que estos recursos sirvan para mejorar nuestro entorno social. Por eso hemos seleccionado una serie de iniciativas en las que se están utilizando  los datos con este fin, y de las que creemos que merece la pena hablar y dar a conocer.  

Mobile Kunji

big data, machine learningNo es sorprendente que la Fundación Bill y Melinda Gates sea una de las pioneras en el uso de los datos para mejorar la vida de las personas. 

Esta institución, en colaboración con la BBC, crearon un sistema de difusión de información sobre salud a través de dispositivos móviles, para reducir el índice de enfermedades y mortandad en India. 

Con la ayuda de trabajadores sociales, recabaron datos sobre los problemas de salud de las personas en regiones de India en las que el acceso a servicios médicos es difícil. Con estos datos, diseñaron una app y un sistema de información por audio, al que pueden tener acceso las personas con cualquier tipo de móvil. La información que se proporciona con este sistema es sobre temas como la prevención de enfermedades, las medidas que se deben tomar ante determinados síntomas o el acceso a hospitales y otros servicios sanitarios cercanos.  

Missing Migrants Project

big data, machine learningSe trata de una iniciativa que surgió en 2013, entre representantes de la Organización Internacional para las Migraciones y un grupo de periodistas, con el objetivo de contabilizar e informar sobre las muertes que se producen en las rutas migratorias de todo el mundo. 

A partir de datos recabados de autoridades locales, organismos internacionales y ONGs estos activistas crearon la web Missing Migrants Project, donde registran los fallecimientos de migrantes durante sus rutas a otros países.  

Además, para asegurarse de que la difusión de esta información sea lo más amplia posible, trabajan con una licencia Creative Commons, que permite publicar estos datos en cualquier web o edición impresa.   

Akshaya Patra

Akshaya Patra, una de las ONG más conocidas de India, encabeza la evolución hacia la toma de decisiones basada en datos en el sector de la ayuda humanitaria.  

Esta institución sirve diariamente comidas a 1.4 millones de niños en edad escolar, en 24 localidades, situadas en 10 estados diferentes. Para conseguirlo, uno de sus mayores retos es la logística para llevar a cabo la distribución de alimentos.  

Para superar este desafío implementaron un sistema de planificación de recursos empresariales, mediante el cual recaban información muy variada con móviles y GPS, que incluye datos sobre las necesidades de cada establecimiento en el que se reparten alimentos, sobre las rutas de distribución o sobre los imprevistos que surgen durante la distribución. Actualmente están trabajando para reestructurar sus procesos y que sean más eficientes gracias a la ayuda de los datos obtenidos.  

En definitiva, la gestión de datos no solo permite mejorar la tecnología y la economía, sino también el mundo en el que vivimos, con mejor información para tomar mejores decisiones que ayuden a elevar el nivel de vida de muchas personas, prevenir enfermedades y mejorar el mundo. 

Te recomendamos: 

Los desafíos éticos de la inteligencia artificial

ActionsDATA sigue implicada con la responsabilidad social

No hay comentarios

Escribe tu comentario