El futuro de los centros de datos

futuro centro de datos

25 Jul El futuro de los centros de datos

Los centros de datos son una pieza clave para el funcionamiento de Internet, y sin embargo son los grandes desconocidos. Responsables de almacenar, transportar y comunicar la información, serán cada vez más relevantes debido al incremento exponencial que se está produciendo en la capacidad de generar, analizar y almacenar datos. 

Y es que en una fecha tan cercana como 2025, se espera que haya 175 zettabytes de datos en el mundo –en 2018 había alrededor de 10 en toda la red-. Esta explosión de datos hace imprescindible una modernización de los centros de datos para poder adaptarse a las nuevas necesidades.

En ActionsDATA nos apasiona la innovación y sabemos que para mantenernos como un actor competitivo en el mercado, es fundamental conocer e implantar las últimas y más eficientes tecnologías. Por eso, hemos hecho un análisis de algunos aspectos que cambiarán en los centros de datos del futuro. 

Ubicación 

Los centros de datos tienden cada vez más a estar ubicados cercanos a las fuentes de generación de energía, ya que esto disminuiye los costes de operación y su huella ecológica. Por ejemplo, los gigantes Google, Facebook o Amazon, han construido centros de datos en los países nórdicos, en zonas aledañas a fuentes de energía hídrica, lo que facilita la generación de energía in situ y el enfriamiento a costes más bajos. Esta tendencia será cada vez mayor. A esto también están contribuyendo los incentivos fiscales de algunos países, por ejemplo, Suecia estableció un recorte del 97% de impuestos a todo el consumo energético de los centros de datos.

dataEn cualquier caso, de momento seguirá siendo determinante la ubicación del cableado de fibra óptica para determinar dónde se establecen los centros de datos. Facebook, aunque ha apostado por los países nórdicos, también acaba de invertir 2 billones de dólares en un nuevo centro de datos en Henrico, Virginia. Esta es una zona de concentración de este tipo de edificaciones, precisamente porque tienen una amplia red de cables de fibra óptica, creada por AOL cuando estableció ahí su sede central. 

Otra de las tendencias en cuanto a localización de los centros de datos será la de ubicarlos en montañas, mediante edificaciones subterráneas, como el Swiss Fort Knox, lo que facilitará el control de su seguridad. 

Descentralización 

El Internet de las cosas está aumentando la cantidad de datos que circulan en la red, por lo que se está optando por la descentralización de los centros de datos. La tendencia es la creación de centros más pequeños y modulares –Microdatacenters, generalmente del tamaño de un contenedor de mercancía-, que se sitúan a nivel local, más cercanos a las fuentes de los datos. Estos módulos gestionan los datos cuya manipulación es sencilla, reduciendo las complicaciones que se pueden generar al enviar esos datos a un centro de datos centralizado, debido al tráfico y la congestión que se pueden generar. Esta tendencia aumentará con la implantación de tecnologías como los vehículos autónomos o la atención médica remota. 

De acuerdo con la CB Insights Market Sizing, este mercado alcanzará los 34 billones de dólares para 2023 a nivel global. 

Megacentros de datos 

En el extremo opuesto está la construcción de centros de datos superiores a un millón de metros cuadrados. Estos pueden dar servicio a decenas de miles de compañías desde un mismo centro. 

Centros de datos oceánicos 

Microsoft’s Project Natick es un centro de datos creado por el gigante de la informática en la costa escocesa. Está sumergido en el mar, con el objetivo de aprovechar este recurso natural para garantizar el enfriamiento de la instalación. Este centro de datos funciona al 100% con energías renovables producidas localmente de fuentes eólicas y solares 

Google también tiene previsto experimentar con centros de datos en el mar, pero en este caso flotantes. En 2009 registró una patente para llevar a cabo este proyecto. 

 

Estas son solo algunas de las tendencias que veremos incrementarse en un futuro no muy lejano, y seguramente surjan nuevas propuestas que mejorarán la eficiencia de los centros de datos. De lo que no cabe ninguna duda, es que su papel será cada vez más relevante para la sociedad actual debido a la relevancia cada vez mayor de los datos para el día a día de las personas.

Te recomendamos: 

La transformación tecnológica de la empresa

Singularidad tecnológica: ¿tomarán los robots el poder?

No hay comentarios

Escribe tu comentario