Estudio de mercado: ¿cómo cambia con el Big Data?

20 Feb Estudio de mercado: ¿cómo cambia con el Big Data?

El Big Data y los estudios de mercado han supuesto una revolución en el marketing. Unidos han permitido grandes avances en el análisis y predicción de tendencias para poder llevar a cabo campañas mucho más eficientes que en el pasado. 

Y es que, contrario a las predicciones de muchos analistas, el Big Data no ha supuesto el fin de prácticas tradicionales de la investigación de mercado: como los grupos focales, las entrevistas a pie de calle, las encuestas telefónicas o las degustaciones, sino que ha permitido enriquecer estas técnicas y su análisis posterior para poder ofrecer resultados más eficientes. 

Estudio de mercado: ¿Qué permite el Big Data?

Aunque muchos han sido pesimistas respecto a esta disciplina, la realidad que en el marketing no solo es una oportunidad, sino que es una necesidad de la cual es imposible desentenderse. ¿Y esto por qué? Porque las vías para recibir información de los consumidores se han multiplicado exponencialmente.

Actualmente, los usuarios dejan información cada vez que realizan una búsqueda en Google, participan en las redes sociales, acceden a una plataforma de televisión de pago o compran a través de un e-commerce, por poner algunos de los ejemplos más frecuentes.  Y, en definitiva, la empresa que no aproveche esta información se quedará totalmente desfasada respecto a sus competidores. 

Pero, pese a la utilidad del Big Data, el análisis a través de esta tecnología no tiene la capacidad de sustituir a los métodos tradicionales, fundamentalmente porque se centra en recabar información que producen los usuarios de manera inconsciente, pero tiene más dificultades al recabar datos producidos de manera intencional.

No es que no se pueda usar el Big Data para gestionar este tipo de datos, sino que son necesarios intermediarios que diseñen las preguntas necesarias y hagan las preguntas pertinentes para obtener la información precisa de los consumidores.

En ActionsDATA somos expertos en el análisis de datos, y desde nuestro departamento de Business Intelligence trabajamos con el perfil de los clientes, los niveles de satisfacción de los mismos, el geomarketing y el posicionamiento para ofrecer a nuestros clientes el panorama completo de su situación. A continuación, analizamos algunas de las prácticas que o bien son nuevas, o bien han mejorado gracias al uso del Big Data en la realización de un estudio de mercado. 

Microtargeting

Esta estrategia ha permitido alcanzar unos niveles de precisión en el targeting de consumidores imposible de pensar antes de la existencia de Internet y el Big Data.    

Como ya mencionamos, la cantidad de información que los consumidores dejan en la red, consciente e inconscientemente, es ingente, y consta de datos que permiten crear perfiles individualizados de los potenciales clientes, o con un segmentación muy definida. Por lo tanto, ya no es necesario incluirlos en grandes grupos de clientes o potenciales clientes a los que se asemejaban, pero con los que también tenían importantes diferencias. 

Información precisa y en tiempo real para un estudio de mercado

El Big Data cuenta con una gran diversidad de herramientas que permiten recabar cantidades ingentes de datos, provenientes de fuentes muy numerosas y muy variadas, añadir información en cualquier momento y analizarla en tiempo real. 

Estos recursos han incrementado exponencialmente la precisión de los análisis predictivos de marketing 

Segmentación dinámica

Los estudios de mercado tradicional permitían realizar una segmentación que luego se utilizaba para enfocar los menajes de una campaña de marketing, pero si estos mensajes no estaban llegando de la manera deseada, o efectiva, a los consumidores había poca capacidad de reacción para cambiar la segmentación.  

El Big Data, en cambio, permite realizar modificaciones en las segmentaciones en tiempo real. Por ejemplo, si una persona está registrada en Google en España, está segmentada como población que habita en ese país, pero si viaja a Italia, su actividad en la web permite detectarlo e incluirla en la segmentación del país vecino. 

En definitiva, el Big Data no está restringiendo el análisis de mercado, sino que ha ampliado su potencial. Y es fundamental entenderlo para poder acercarnos a los consumidores de manera más eficiente y poder realizar campañas de marketing con mayor retorno de la inversión. 

Te recomendamos:

Big Data: Cómo lo usan las redes sociales

El big data en el mundo del arte

No hay comentarios

Escribe tu comentario