El futuro de Internet

04 Jul El futuro de Internet

Para conocer el futuro de Internet, es importante analizar los avances y las tendencias actuales en la materia. El big data, la inteligencia artificial, la realidad virtual, el Internet de las cosas (IoT), las redes 6G, etcétera, son solo algunos de los ejemplos de aquellas que marcarán el ritmo al que se desarrollará esa gran red global de la que prácticamente todos dependemos hoy. 

Las predicciones de hacia dónde va son numerosas, algunas más fantásticas y otras basadas en una investigación profunda del avance de la tecnología, sin embargo, debido a esta transformación tan acelerada en la que estamos sumidos, es arriesgado hacer predicciones a más de una década.

En ActionsDATA somos expertos en tecnología de datos, y hemos hecho una selección de algunas tendencias que nos han parecido interesantes.

¿Un mundo sin Internet?

Para empezar, Eric Schmidt, ex CEO de Google, pronosticó que para 2030 no existiría Internet, o algo parecido. Aseguró que la red estará tan integrada en nuestra actividad diaria, mediante wearables e IoT, que ya no será un recurso al que “accedemos”, sino que vivirá con nosotros, y no seremos ni siquiera conscientes.

Las nuevas generaciones podrían buscar una dirección a través de su chaqueta, sin siquiera ser conscientes de que están utilizando Internet para obtener la información.

Según palabras de Schmidt, “Se borrará la frontera entre online y offline”.

Más allá del 5G

Aún no hemos empezado a disfrutar en plenitud de las redes 5G y hay quienes ya están pensando en las 6G. En la Universidad de Bremen, en Alemania, dos investigadores están analizando qué ofrecerá esta siguiente versión que no lo haga ya el 5G.

Razvan-Andrei Stoica y Giuseppe Abreu han llegado a la conclusión de que se podría alcanzar una velocidad de un terabit por segundo. Esto tendría como consecuencia la posibilidad de crear redes mucho mayores basadas en el intercambio de datos en tiempo real, en las que podrían participar un gran número de personas o dispositivos.

Los autores consideran que este progreso será clave, por ejemplo, en el desarrollo de ciudades en las que circulen solo vehículos autónomos.

Adiós a las conexiones individuales

La tendencia es que Internet sea universal y no haya necesidad de una conexión individual. Es decir, este recurso estará disponible para todos y en todo momento. Ya existen varios lugares donde se ofrece Internet abierto para cualquiera. En el futuro, estos servicios podrían solaparse, ofreciendo Internet a ilimitado, sin necesidad de un contrato propio.

Además, se ampliará el número de dispositivos conectados, no será solo a través de los wearables, se podrá navegar en Internet mediante dispositivos tan dispares como una tabla de cocina, la nevera, la mesa del salón o una bicicleta.

Privacidad, ¿una mercancía al alcance de pocos?

privacidadEn una columna de la revista Forbes, Jayson DeMers, especialista en SEO, hacía un pronóstico preocupante, y es que la privacidad podría convertirse en una mercancía que solo empresas privadas podrían ofrecer a personas con alto poder adquisitivo. Esto se deberá a que, la existencia de un Internet único y universal, conectado a través de nuestros dispositivos y wearables de manera continua, la privacidad sería mucho más difícil de garantizar.

Transformación de las empresas

El 40% de las empresas del mundo que existen actualmente desaparecerían por la falta de digitalización, según los pronósticos de John Chambers, ex CEO de Cisco.

Estos son solo algunos de los cambios que supondrá la transformación de la tecnología relacionada con Internet para el día a día de las personas. Y es que Internet, aunque ya ha cambiado nuestros hábitos de manera radical en dos décadas de existencia, aun tiene un largo recorrido y los cambios que veremos serán sorprendentes. 

Te recomendamos:

Singularidad tecnológica: ¿tomarán los robots el poder?

Megaciudades y logística 4.0

No hay comentarios

Escribe tu comentario