Geomarketing: cómo sacar partido a tu base de datos

Geomarketing

23 May Geomarketing: cómo sacar partido a tu base de datos

El geomarketing es una de las cinco tendencias al alza en marketing señaladas por la revista Forbes para este 2019, y no es para menos: es una herramienta fundamental que nos permite sacar el máximo partido a nuestra base de datos, segmentándola eficazmente para optimizar nuestra estrategia de marketing. 

Así, el geomarketing se entiende como el uso de tecnologías de localización para analizar datos económicos y demográficos de un territorio, con el objetivo de planificar una estrategia de marketing, sea online u offline.

Para comenzar a implementar técnicas de geomarketing en nuestra estrategia global, necesitamos dos tipos de datos: internos de la empresa y externos de otras fuentes. Con ambos configuramos nuestra base datos, que aplicamos a una base espacial, es decir, al mapa. Supone nutrir los sistemas de información geográfica con fuentes fiables externas e internas, tanto las públicas de conocimiento estadístico como el INE, padrones municipales, callejeros u otras de proveedores privados sobre información de la competencia o el mercado, así como el uso correcto de las bases de datos internas de la empresa sobre puntos de venta, clientes o datos de ventas y, por supuesto, contar con un proceso profesional para realizar el audit, data cleaning y análisis de toda esta información. Con esto, identificamos a nuestros clientes, así como a clientes potenciales con los mismos comportamientos y hábitos de consumo.

Variables demográficas en geomarketing

Una estrategia de marketing efectiva depende de muchas variables, entre las que se encuentra una buena segmentación de nuestra base de datos. No solo nos permite tomar decisiones, sino que es vital en la búsqueda de clientes potenciales a partir de nuestra base de datos actual y nos permite predecir posibles escenarios futuros.

El geomarketing no se limita a establecer la zona geográfica, sino que contempla también datos demográficos, como el nivel socioeconómico; vías de comunicación; hábitos de consumo… Es decir, variables que pueden influir en el comportamiento de los usuarios.
Por ejemplo, cuando un cliente realiza una compra o paga por un servicio, depende también de variables como el tiempo que tarda en llegar a la tienda, dependiendo del tráfico o de la facilidad de aparcamiento, y también de sus ingresos. Esos datos también entran dentro del ámbito del geomarketing. De esta forma, cotejando todos estos factores, se puede realizar una estimación del retorno de tu inversión y de cuándo llevar a cabo determinadas acciones o promociones.

¿Qué nos permite hacer el geomarketing a partir de nuestra base de datos?

  • Identificar a la competencia con una oferta similar a la nuestra en una determinada zona.
  • Tomar decisiones acerca de cómo y cuándo enfocar tu estrategia en determinados consumidores (te permite, por ejemplo, segmentar los contenidos de tu estrategia de e-mail marketing o sms marketing).
  • Predecir posibles escenarios futuros, tendencias y picos de consumo.
  • Ampliar constantemente nuestra base con datos de diferentes fuentes externas.
  • Modificar nuestra estrategia en tiempo real al cotejar los datos.
  • Identificar a clientes potenciales partiendo de los que ya tenemos en nuestra base de datos.

Lo ideal es tener un software específico de geomarketing en el que podamos unificar todo de forma muy sencilla, pero hoy en día hay multitud de herramientas que nos permiten implementar el geomarketing en mayor o menor grado.

En ActionsDATA podemos ayudarte a realizar esta labor. Somos una empresa de servicios de Marketing experta en obtener, explotar y analizar los datos. Tenemos muy presente que en este trabajo ya no basta con vender los servicios a los clientes, sino que ahora especializarse y adaptarse es clave para responder a sus necesidades particulares. En consecuencia, consideramos la geolocalización como un elemento básico de toda estrategia.

La integración del geomarketing en la estrategia global es la base de cómo orientaremos la misma, desde los contenidos a la venta directa. Por ejemplo, un gran complemento al uso del geomarketing es el SEO local, a través del cual podemos incluir en nuestra estrategia referencias locales, contenidos específicos para esa zona y búsqueda de keywords relevantes para el área en cuestión.

Te recomendamos:

El agujero negro del web scraping
VAO: el SEO de los asistentes de voz 

 

 

No hay comentarios

Escribe tu comentario