La relevancia del storytelling en la ciencia de datos

08 Abr La relevancia del storytelling en la ciencia de datos

Contar historias es una actividad que el ser humano ha hecho durante miles de años. Se estima que los primeros cuentos surgieron hace cerca de cuatro milenios en el Antiguo Egipto, y desde entonces la narración ha sido un recurso muy utilizado para transmitir información, reflexiones o ideas de una forma sencilla y fácilmente memorizable. 

De hecho, probablemente esto nunca pase de moda. Porque, al igual que la tradición oral ha sido la mejor forma de hacer perdurar la cultura durante multitud de generaciones, ahora la narración de historias sigue siendo un recurso básico para hacerse entender en una sociedad tan compleja como la actual. 

Contar historias para digerir lo complejo 

Antes todo giraba en torno a no perder el mensaje; y ahora lo que se busca es simplificar este para hacerlo comprensible y asimilable. Por eso, hace tiempo que el marketing se ha dado cuenta que el storytelling puede convertirse en un magnífico aliado para hacer llegar historias al mayor número posible de personas.  

Y no nos referimos únicamente a vender un determinado producto o servicio, sino también a la facilitación de la toma de decisiones durante el desarrollo y puesta en marcha de una campaña. Lo cual hoy es bastante más complicado de hacer que hace unas décadas, porque los responsables publicitarios ahora pueden acceder a enormes cantidades de información que, en no pocos casos, difícilmente saben interpretar. 

Nos referimos, por supuesto, al papel que juegan aspectos como la ‘ciencia de datos’ o el bussiness analitycs en la planificación publicitaria de las empresas y en el diseño de sus estrategias. Lógicamente, hay profesionales perfectamente capacitados para entender todos esos datos y conseguir rentabilizarlos, pero lo que en el fondo buscamos es que puedan ser ‘digeribles’, para que se conviertan en algo ameno, atractivo y que contribuya a impulsar nuestro negocio.  

La utilidad del Data Storytelling para fortalecer nuestra estrategia 

En definitiva, de la conjunción entre los datos y el hecho de contar historias, nace el denominado Data Storytelling. O lo que es lo mismo, explicar lo que nos dicen estos mediante relatos que sean atractivos y fácilmente entendibles.  

En ActionsDATA conocemos bien el potencial que tiene los datos para conocer mejor el mundo que nos rodea. Por eso, hemos identificado algunos aspectos que hacen del Data storytelling una herramienta tremendamente útil para sacar el máximo provecho de ellos:  

  • Convierten lo complejo en algo fácil de entender: Seamos sinceros, para muchas personas los datos les parecen aburridos. Pero no por ello se debe desaprovechar su gran utilidad. Así que hacer que sean partícipes de una historia amena es la mejor forma de contarlos sin que nuestro público se aburra o inquiete. 
  • Le añaden una capa de emotividad y emocionalidad: El ser humano es racional, pero se mueve por sus emociones. Y una de las principales facultades de las historias es que transmiten estupendamente los sentimientos y tienen la capacidad de generar empatía. Justo lo que le falla a los datos a primera vista, porque son fríos y objetivos. Así que incluirlos en un contexto narrativo ayudará a darles color y a que el público se identifique y se sienta partícipe de ellos. 
  • Se memorizan mucho mejor: La construcción de una historia o relato con palabras o datos que queramos memorizar es una regla nemotécnica muy habitual. Y en marketing, los mensajes que perduran suelen ser los que tienen más éxito. De forma que lo que quizá pudiera caer en el olvido por no estar narrado, puede acabar siendo algo fácilmente recordable si forma parte de un relato.  
  • Son más creíbles y se sienten más reales: Los mensajes publicitarios no solo deben ser confiables, también deben parecerlo. Y, por muy verídicos que puedan ser nuestros datos, solo serán fácilmente creíbles si los explicamos a través de historias y los contextualizamos con ejemplos prácticos y reales. 
  • Convierten a nuestros datos en algo único y reconocible: En marketing, somos lo que contamos. Por eso, es fundamental hacer un esfuerzo por construir una historia única, genuina y entretenida que nos distinga de la competencia, y que al mismo tiempo dé valor a los datos que la protagonizan. Al fin y al cabo, nuestra intención es contar algo importante, y nuestra narración debe estar a la altura de la moraleja. 

Los tres pilares en los que se sustenta todo buen Data Storytelling 

Tal y como apunta Forbes, narrar los datos es mucho más que presentarlos con gráficas atractivas. Más bien se trata de realizar un enfoque comunicativo estructurado para expresar los conocimientos que estos nos aportan. Por tanto, acaba siendo una mezcla de los propios datos con otros dos aspectos: narrativa e imágenes. 

Al igual que en un plato bien cocinado, estos tres ingredientes se combinan adecuadamente para dar sentido al conjunto: 

  • Datos y narrativa: Es útil para explicar la importancia de la información, ya que lpone en su contexto y destaca la utilidad práctica que tiene. 
  • Datos e imágenes: Ayuda a entender lo que estamos contando. Es de sobra conocida la importancia que tiene la memoria visual para el cerebro cuando este está aprendiendo, y la representación gráfica de los datos favorece su asimilación. 
  • Narrativa e imágenes: Aporta una capa de entretenimiento básica para que el interlocutor no pierda el interés en lo que le estamos contando. Es justo lo que hace, con enorme éxito, el cine desde hace más de un siglo.  

La necesidad de cambio se aprecia mejor con el Data Storytelling 

En conclusión, por sí solos los datos tienen dificultades para hablar y transmitir. Pero su mensaje puede ser muy poderoso, de forma que el Data Storytelling ayuda a comunicarlo y lo hace perfectamente comprensible. ¿Cómo? A través de historias humanas y emocionales, apoyadas en buenas narraciones y en imágenes clarificadoras.  

Y el resultado es un claro impulso hacia el cambio y la toma de decisiones. Algo de vital importancia a la hora de desarrollar un negocio, adquirir un producto o innovar. 

Te recomendamos: 

No hay comentarios

Escribe tu comentario