Megaciudades y logística 4.0

logística

02 May Megaciudades y logística 4.0

En 2050, el 70% de la población vivirá en ciudades, según las proyecciones del City Lab del MIT. Actualmente hay en el mundo 31 megaciudades, con más de 10 millones de habitantes, y la ONU estima que en 2030 serán 41, las cuales concentrarán 453 millones de personas.  

El cambio es y seguirá siendo vertiginoso, y está cambiando la forma en que vivimos, nos relacionamos o consumimos. Los desafíos serán cada vez mayores, en el ámbito económico de la sostenibilidad, la atención pública, la salud, la cultura… Pero hay un sector que afectará a todos los demás y que es clave debido a su relevancia económica: la logística.  

Para poder superar estos retos, las autoridades y empresas necesitan coordinarse para crear modelos de distribución específicos para estas megaciudades. Y la experiencia demuestra que los datos, y áreas de la tecnología como el big data, el machine learning y el internet of things, serán la clave para conseguir modelos sostenibles, rentables y eficientes.  

Buscar soluciones a este reto es fundamental, ya que se estima que en 2025 el 60% del PIB mundial será producido por las 600 ciudades más grandes del mundo. Por eso, universidades, centros de investigación, autoridades y empresas están trabajando para diseñar la que será la logística del futuro. 

En ActionsDATA somos expertos en tecnología y hemos analizado  las tendencias en logística que más interesantes nos parecen para un futuro cada vez más próximo.

Ideando la nueva ciudad 

Desde Boston un grupo no muy grande de investigadores están rediseñando las ciudades, en concreto, la logística en las cadenas de distribución, pero la transformación que proponen es tan intensa, que convertirá a las megaciudades en universos totalmente distintos. 

Nos referimos al City Lab, de la prestigiosa universidad Massachussetts Institute of Technology (MIT), en Boston, un centro de investigación puntero en el desarrollo de soluciones de innovación para las megaciudades, y a su proyecto Km2. 

Los investigadores del MIT han recabado datos en tiempo real sobre las cadenas de distribución en megaciudades como Ciudad de México, Río de Janeiro, Beijing, Santiago de Chile, Sao Paulo, Kuala Lumpur y Madrid. 

big data

Entre la información que han reunido se encuentran datos sobre el número de vehículos que distribuyen productos en estas localidades, las rutas que realizan, los tiempos que tardan, tanto en traslados como en tiempo de entrega, y los obstáculos que se encuentran en el camino.  

Con esta información, han creado una aplicación de software libre, en la que los datos de distribución están disponibles a cualquiera, con el objetivo de que autoridades, empresas y cualquier ciudadano que lo necesite use estos datos para diseñar sus estrategias de logística. 

Lo que tienen en mente estos investigadores es que, en un futuro no muy lejano, las autoridades locales de las megaciudades utilicen este software para diseñar las rutas de distribución de mercancías y las rutas de transporte púbico basándose en datos en tiempo real.  

En su proyecto, prevén que el sector privado colabore accediendo a compartir las mismas rutas de distribución y los mismos vehículos. De manera que, en lugar de que Coca Cola y Pepsi tengan sus propios camiones de distribución en estas megaciudades, ambas compañías accedan a que los mismos camiones distribuyan sus productos, según las rutas establecidas por un sistema centralizado que determine cuál debe ser la logística de la ciudad.  

Revolución en la cadena de suministro 

Desde el uso de robots para acomodar, extraer y trasladar la mercancía en los almacenes hasta la distribución en vehículos autónomos -por tierra, mar y aire-, todos estos nuevos recursos están transformando radicalmente la cadena de suministro clásica. 

Ya es bien conocida la intención de Amazon de distribuir sus productos directamente desde el almacén a cada cliente, a través de drones. Pero el modelo es más ambicioso, y quiere utilizar el big data para desarrollar modelos predictivos de las intenciones de los consumidores, con el objetivo de acercar el tiempo entre compra y entrega a 0. Por ejemplo, analizando las búsquedas de productos en internet, para saber en qué momento determinado un individuo o grupo querrá un producto y adelantarse en la distribución. 

Otras empresas también están trabajando en vehículos autónomos, por ejemplo, Rolls Royce, que anunció recientemente su intención de comercializar camiones de distribución con estas características en 2030.  

En definitiva, estos son solo algunos ejemplos de los cambios que se están produciendo en la logística de las ciudades. Y aunque es evidente que ya están transformando, y haciendo más eficiente, la distribución de mercancías y el traslado de personas, qué duda cabe que un proyecto en el que autoridades, empresas y centros de investigación se unan para crear un sistema, si no centralizado, sí bien coordinado, podría transformar radicalmente las megaciudades del planeta.  

Te recomendamos:

(R)evolución tecnológica de procesos

Las tendencias más innovadoras en tecnología

No hay comentarios

Escribe tu comentario