¿Qué es el Internet del Comportamiento (IoB)?

29 Jul ¿Qué es el Internet del Comportamiento (IoB)?

El Internet of Things o Internet de las Cosas (IoT) ayuda a poder realizar muchas funciones con solo un clic. Gracias a nuestros smartphones y los avances en la conectividad a Internet en todo el mundo, cada vez más personas se conectan a la red al igual que muchos objetos que nos rodean, desempeñando un papel vital en nuestra vida cotidiana.   

Un ejemplo conocido de esto puede ser Google Home, un software que permite controlar las funciones del hogar mediante la conexión entre objetos como la calefacción, altavoces, ventanas, etc. Los datos recopilados por estos dispositivos IoT proporcionan información valiosa sobre el comportamiento, los intereses y las preferencias de los usuarios. Esto es lo que ha allanado el camino para una nueva tecnología que se llama Internet of Behavior o Internet del Comportamiento (IoB). 

En ActionsDATA somos expertos en almacenamiento y gestión de datos y hoy te contamos qué es el Internet del Comportamiento (IoB).   

Internet del Comportamiento: la extensión del IoT 

Internet de las Cosas se define como una fuente que conecta un dispositivo eléctrico, que tradicionalmente no tenía conexión de red, a Internet. Por su lado, el Internet del Comportamiento (IoB) es la extensión de IoT que revela y procesa información significativa sobre nuestro comportamiento. Es la interconexión de dispositivos lo que proporciona una gran cantidad de datos y conocimientos valiosos sobre la experiencia del usuario, la optimización de las búsquedas, el comportamiento, los intereses y las preferencias. IoB combina tecnologías enfocadas en rastrear la ubicación o el reconocimiento facial de las personas, interrelacionando los datos y mapeándolos con eventos para conocer al usuario. 

Esta tecnología combina funcionalidades existentes que se enfocan directamente en la persona que las utiliza. El software, apoyado en la Inteligencia Artificial (IA), conecta los datos resultantes del uso con eventos de comportamiento asociados, como compras en efectivo o uso de dispositivos. Comprender los datos recopilados de la actividad en línea de los usuarios desde una perspectiva psicológica del comportamiento es lo que hace que el IoB exista. Cómo entender los datos y cómo aplicar ese conocimiento para crear y comercializar nuevos productos desde una perspectiva centrada en la psique humana es parte de esta nueva rama tecnológica. 

Llevar a cabo del IoB no es técnicamente tan complejo como lo es el entendimiento de los patrones humanos. Esto requiere que se realicen extensos estudios estadísticos y de datos, pero eso sí, con las barreras necesarias para preservar completamente la privacidad del consumidor por razones tanto éticas como legales. 

Papel y contribución del Internet del Comportamiento 

Utilizando innovaciones tecnológicas emergentes y desarrollos en algoritmos de aprendizaje automático, esta nueva tecnología es tanto descriptiva como proactiva, lo que significa que ayuda a analizar, pero también a detectar sobre qué variables influir para lograr un resultado determinado. Esto último se refiere a la elección final que haga el consumidor. Mejorar la eficiencia y la calidad es el principal objetivo de un Internet del Comportamiento bien intencionado. 

Esta nueva funcionalidad se puede considerar como una combinación de tres campos: la tecnología, el análisis de datos y las ciencias del comportamiento. Por ejemplo, la aplicación de salud en un teléfono inteligente (tecnología) puede ayudar a realizar el seguimiento de los patrones de sueño, niveles de azúcar en sangre o frecuencia cardíaca (análisis de datos) y la aplicación puede alertar al usuario sobre situaciones de salud adversas y sugerir cambios de comportamiento para un resultado positivo (ciencias del comportamiento). 

Ventajas del Internet del Comportamiento 

Esta tecnología que actualmente se encuentra en evolución resultará beneficiosa de múltiples formas, sobre todo para las empresas. Desde involucrar positivamente a los clientes, saber dónde comienza su interés en un producto hasta su recorrido de compra y la metodología que utilizan para realizarla. El IoB facilita el estudio de datos hasta hace pocos años inalcanzables. Además, toda esta información la proporciona en tiempo real, con el fin de focalizar y resolver problemas rápidamente para cerrar ventas y mantener a los clientes satisfechos. 

En definitiva, el Internet of Behavior proporciona a las empresas formas innovadoras de hacer marketing y publicidad, teniendo una influencia directa y certera en los comportamientos. Esta nueva tecnología definitivamente está resultando beneficiosa para estas organizaciones, ya que pueden optimizar su relación con el consumidor para maximizar las ganancias. Mientras IoT convierte los datos en información, el IoB busca convertir la información en sabiduría. 

Te recomendamos: 

Así redifinirá el IoT los centros de datos 

Cómo la inteligencia de los móviles está cambiando la industria del marketing 

No hay comentarios

Escribe tu comentario